Día Mundial Linfedema


Linfedema es una condición que en la mayoría de casos se presenta una hinchazón en uno o ambos de los brazos o piernas. Es provocado en consecuencia de la extirpación o daño a nivel de los ganglios linfáticos, por lo general cuando el paciente ha sido sometido a un tratamiento oncológico.


Linfedema se debe a la obstrucción del sistema linfático la cual impide que la linfa- Líquido coagulable, casi incoloro y débilmente alcalino, que procede de la sangre, circula por los vasos linfáticos y se vuelca en las venas, y cuya función es la de servir de intermediario en los cambios nutritivos entre la sangre y los tejidos.- drene bien, como consecuencia, este líquido se acumula y provoca la hinchazón en cualquiera o ambas extremidades.



No existe una cura para esta condición, sin embargo puede controlarse cuando la enfermedad se diagnostica a tiempo, así como el tratamiento.


Síntomas:

• Hinchazón de todo o parte del brazo o la pierna, incluso los dedos de los pies y de las manos

• Sensación de pesadez o rigidez

• Movimiento limitado

• Dolor o molestia

• Infecciones recurrentes

• Endurecimiento y engrosamiento de la piel


Los síntomas pueden aparecer hasta meses o años después de haber pasado por una intervención oncológica, pueden presentarse cambios apenas notorios y cambios nada leves que incluye dificultad en el uso de las extremidades.

Causas


El linfedema ocurre cuando los vasos linfáticos no son capaces de drenar de manera adecuada el líquido linfático o linfa, generalmente en las extremidades, es poco común que ocurra en una parte distinta del cuerpo. Existen el linfedema primario y secundario. Se considera primario cuando se presenta por si solo y secundario cuando es una consecuencia de una enfermedad o afección.



Factores de riesgo


Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer linfedema después de un cáncer, de un tratamiento oncológico o de otras causas secundarias son los siguientes:

· Edad avanzada

· Sobrepeso u obesidad

· Artritis reumatoide o artritis psoriásica


Complicaciones

· Infecciones. El linfedema puede causar infecciones, como una infección bacteriana grave de la piel (celulitis) y una infección de los vasos linfáticos (linfangitis). La lesión más pequeña que se produzca en un brazo o en una pierna puede constituir un punto de entrada para la infección.

· Linfangiosarcoma. Esta forma poco frecuente de cáncer de tejido blando puede aparecer como consecuencia de los casos más graves de linfedemas que no reciben tratamiento. Los signos posibles del linfangiosarcoma son las marcas moradas o púrpuras en la piel.


Prevención


En caso de una posible cirugía para tratar el cáncer, lo ideal es informarse con el médico tratante si este tratamiento involucra a los ganglios linfáticos o los vasos linfáticos, de esta manera el paciente puede considerar un posible linfedema



Para disminuir molestias y progreso de linfedema, recomendamos:

· Protege tus extremidades: Evita lesiones en la extremidad afectada. Cualquier corte, raspadura y quemadura pueden beneficiar la presencia infecciones

· Descanso en la recuperación. Después de la intervención oncológica, por lo general se realizan ejercicios y estiramiento. Sin embargo, te recomendamos evitar estas actividades hasta la recuperación de la cirugía o de la radiación sea del 100%.

· Evita exponer la zona afectada a temperaturas extremas. No aplicar frío ni calor en la zona afectada.

· Levantar el brazo o la pierna. Cuando sea posible, elevar la extremidad afectada por encima del nivel del corazón.

· Evitar la ropa ajustada. O cualquier prenda y accesorio que pueda llegar a impedir la correcta circulación en las extremidades.

· Asepsia. Se debe priorizar el cuidado de uñas y piel. Revisar constantemente la piel del brazo o pierna, busca cambios o cortes en la piel que puedan causar una infección. No caminar descalzo.

Posts destacados
Posts recientes