Mitos y verdades sobre la vitamina B12

La vitamina B12, también conocida como cobalamina, recibe este nombre por tener un ion de cobalto, esto hace que tenga la estructura química más grande y compleja que el resto de vitaminas. Metabolisa el folato y colabora en la síntesis del ácido cítrico.


Esta vitamina ayuda a mantener las neuronas y glóbulos sanguíneos sanos, los productos de origen animal la producen naturalmente, pero si tienes una dieta vegana o vegetariana, no te preocupes, puedes obtenerla en leches vegetales fortificadas con B12 y suplementos nutricionales de B12. Es muy importante tener un consumo constante de esta vitamina, bajos niveles de B12 en el organismo producen: anemia, fatiga, estreñimiento, perdida de peso y apetito, entumecimiento, pérdida de equilibrio, depresión y muchos desequilibrios más.


La vitamina B12 puede reaccionar a ciertos medicamentos, puede interferir con la eficacia de la medicina, o en algunos casos los medicamentos pueden reducir el nivel de B12 en el organismo. Algunos de ellos son: Cloranfenicol, pepcid, zantac, entre otros.


No existen pruebas científicas que demuestren que: La vitamina B12 aumente la energía o la resistencia física como muchos comerciales han intentado vender productos fortificados con B12.


Tampoco reduce el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca ni la demencia.


Y el mito-verdad que más preocupa a la gente: ¿La vitamina B12 engorda? Y la verdad es que depende de tu metabolismo, pero como dijimos antes es de vital importancia para nuestro organismo y debemos consultar con una/un profesional de salud cuál es la cantidad adecuada para cada caso.

La población de adultos mayores que presentan mala absorción de B12 ligada a los alimentos, por lo general les causa gastritis atrófica; este tipo de gastritis provoca en los afectados una inflamación de la mucosa del estómago, evento que deriva en dos calamidades:

  1. Disminución en la producción de ácido estomacal. Ácido imprescindible para la liberación del a vitamina B12 .

  2. El descenso del ácido estomacal facilita la sobreestimulación para el desarrollo de bacterias anaeróbicas, interfieren en la correcta absorción de la vitamina.

Otra de las preguntas que rondan alrededor de este tópico es si el consumo de esta vitamina provoca acné. La cantidad excesiva de vitamina B12 puede provocar el ambiente ideal para que las bacterias que viven en nuestra piel se desarrollen grandes cantidades y esto es lo que causaría un brote acneico.


Es de vital importancia asesorarnos con expertos de la salud sobre este tema, principalmente porque un bajo nivel de B12 en nuestro cuerpo desencadena grandes problemas de salud. Esperamos que este artículo te sea útil, existen muchas fuentes que desinforman, es cuando se crean mitos que no aportan al conocimiento, por eso creemos importante desmentir algunos errores que se crean al rededor de temas de salud. Sobre todo en salud debemos investigar mucho y de distintas fuentes.




Posts destacados
Posts recientes