Día mundial de la actividad física


personas caminando en Parque Nacional "El Cajas"
 

Con el desarrollo de la industria, la revolución tecnológica y la movilidad en medios de transporte mecánicos, los seres humanos adoptamos una rutina sedentaria, por lo general, no realizamos actividad física como parte de nuestro trabajo; labrar la tierra, caminar al trabajo, inclusive subir y bajar gradas en un edificio, son actividades de antaño. El ejercicio posee una finalidad complementaria, un estilo de vida que muchos olvidan ejecutar por cuestiones de tiempo, cansancio, etc. Es importante recordar que practicar deportes, ir al gimnasio o realizar cualquier actividad física mejora la expectativa de vida, mejora la forma y resistencia física, regula las cifras de presión arterial, reduce la sensación de fatiga, y muchos más beneficios.


Anualmente el 6 de abril, conmemoramos el Día Mundial de la actividad física, aprovechamos la coyuntura para recordar algunos beneficios que esta práctica aporta a nuestra salud. El ejercicio no solo nos ayuda físicamente, estudios de la Universidad Autónoma de Madrid evidencian en sus resultados, el enorme aporte que contribuye la actividad física para la salud mental; las personas que practican ejercicio tienden a estresarse menos, nivel de depresión se reduce, presentan mejora en el autoestima, entre otros.


ejercicios que pueden practicarse en la oficina

Existe una tendencia que podemos acoplar en el trabajo de escritorio que exige al trabajador o trabajadora largas jornadas de sedentarismo, se llama pausa activa laboral; consiste en realizar ejercicios de movilidad articular, elongaciones musculares, ejercicios de fuerza muscular y/o ejercicios aeróbicos de leve intensidad en el lugar específico de trabajo. Darnos una pausa en las actividades laborales nos ayudará incluso en el rendimiento del mismo, recordar siempre mantener una buena postura si pasamos mucho tiempo sentados nos ayudará a evitar el cansancio.


Muchas personas también siguen la corriente de practicar cualquier actividad física antes o después de los horarios laborales. Si realizamos ejercicio antes de iniciar la jornada laboral tendremos mucha más energía durante el día y hay quienes prefieren hacerlo después para eliminar todo el estrés que han ido acumulando en la monotonía del trabajo.



En Cuenca existen muchos lugares especializados para practicar deporte, ya sea en espacios públicos o privados, horarios diurnos o nocturnos; la gente ha tomado conciencia del fuerte impacto que tiene el ejercicio en nuestra salud. Cuenca tiene un abanico de posibilidades: artes marciales, gimnasia, ejercicios de montaña, deportes de equipo, natación, ciclismo, patinaje, atletismo, tenis, racquet, escalada y muchos más.

Incluso podemos aprovechar de los hermosos paisajes que tenemos fuera o dentro de la ciudad: en los últimos años se han activado los parques con máquinas para ejercitar, barras, bailo terapia y en las orillas de los ríos podemos ejercitarnos con caminatas, trotes, etc. Cualquier actividad por mínima que sea, suma en beneficio de nuestra salud.


Te invitamos a adoptar cualquier actividad física a tu rutina diaria, y disfrutar de todos los beneficios que esta práctica traerá a tu vida.

Posts destacados
Posts recientes