top of page

Cómo el ruido afecta a la salud

Seguramente te has topado con esta imagen de advertencia y no la has prestado atención ¿Cómo el sonido puede causar daño?



Ya sea por sonidos naturales como el correr del agua, el viento, la lluvia o por sonidos más “modernos”como: autos en el tráfico, aviones, alarmas de la casa, música; los humanos estamos constantemente expuestos a ruido. En la última década la principal fuente de contaminación de sonido son las plataformas digitales y la facilidad que tenemos para consumir música en ellas, abusamos de este recurso hasta que se volvió una patología que afecta a millones de usuarios en el mundo.


La exposición prolongada a un número excesivo de decibelios puede llegar a provocar distintos problemas de salud que van desde la pérdida de audición hasta alteraciones en el sueño, ansiedad, problemas cardiovasculares y, en los casos más graves, desórdenes mentales.


Como consecuencia de esta persistente exposición, la perdida de oído se ha convertido en uno de los problemas más comunes hoy en día. ¿Cómo causamos pérdida de oído? la principal causa, es la constante y prolongada exposición a sonidos de 85 o más decibelios (dB)


El Instituto Nacional de Sordera y otros Trastornos de la Comunicación de Estados Unidos nos ejemplifica la gravedad del asunto con lo siguiente: “las motocicletas, por ejemplo, suelen generar un ruido de entre 80 y 110 dB; y el sonido producido por unos auriculares normales al máximo volumen puede llegar a situarse entre los 94 y 110 dB. " El instituto también señala que: "Cuanto más alto sea el sonido, más rápido se desarrolla la pérdida de audición inducida por el ruido”

Otras alteraciones que derivan de este hábito en el organismo, son:

  • Pérdida del oído—temporal y permanente

  • Dolores de cabeza

  • Mareos

  • Hipertensión/enfermedades del corazón

  • Ansiedad y fatiga

  • Nerviosismo y estrés que pueden causar úlceras e insomnio

  • Falta de concentración

El ruido llega a afectar al sistema nervioso central por medio del oído, cuando la exposición constante a este factos sobrepasa ciertos niveles, se producen las patologías que hemos mencionado. Es muy importante considerar precauciones porque la pérdida de audión por sordera no se recupera, es un daño irreversible.


Uno de los puntos que más concierne a investigadores y en especial a padres de familia, es que el sonido puede ser causante de déficit de atención y problemas para concentrarse, se sabe que los estudiantes que realizan actividades académicas con el factor de ruido involucrado, presentan disminución en el rendimiento escolar, lo que alerta a sus representantes.


Otro de los factores de riesgo involucrados con el sonido son lo audífonos, estos dispositivos pueden ser un foco infeccioso pues llega a almacenar grandes cantidades de bacterias. Para mantener una correcta salud auditiva, no solo se recomienda cuidar de ruidos ex