La HOMEOPATÍA ¿Placebo o realidad?


A pesar de lo antigua que es esta terapia alternativa, son pocas las veces que consideramos acudir al homeópata con la esperanza de curarnos, la medicina convencional ha tomado protagonismo a la hora de consultas médicas , sin embargo la homeopatía va ganando cada vez más espacio en el territorio médico.


La homeopatía se basa principalmente en la ley de la similitud (lo similar cura lo similar): si una sustancia causa ciertos efectos en una persona sana, pues se deberá aplicar la misma sustancia en mayores cantidades a personas enfermas para eliminar los síntomas y la enfermedad. Con el fin de elaborar una cura, los homeópatas consideran ciertas variables como: síntomas, estado físico y psicológico, historial clínico y de vida.

Los remedios homeopáticos son producidos mediante repetitivas diluciones y dinamizaciones en agua o alcohol. Estos medicamentos pueden tener un origen químico (sintetizado: minerales u orgánicos),animal o vegetal.


Desde sus inicios, la homeopatía ha causado divergencias tanto en el criterio médico como en el de los pacientes, muchos dudan si es un tratamiento realmente efectivo o simplemente efecto placebo. Incluso la OMS, desacredita esta especialidad para tratar enfermedades como el sida, tuberculosis y diarrea infantil. Otro de los aspectos que pone en tela de juicio a la homeopatía es que muchos la consideran una pseudociencia, porque la mayoría de remedios homeopáticos no contienen ni una molécula del agente sanador, esta declaración ha sido reconocida por los especialistas en el tema, a esta proporción se la conoce como: “Infinitesimales” Debido al proceso de dilución a la que es sometida la sustancia.


La práctica homeopática tiene sus inicios a finales del siglo XVIII, el médico Samuel Hahnemann quién propuso la hipótesis – la cual aún no ha sido confirmada ni probada- del tratamiento homeopático: para curar una enfermedad se ha de usar la misma sustancia que causa sus síntomas, pero diluida en agua hasta proporciones infinitesimales. Sin embargo los especialistas en esta práctica defienden la hipótesis de la siguiente manera: Todo antídoto posee parte del veneno, lo mismo pasa con la cura homeopática para las enfermedades.



Actualmente la principal comercialización de remedios homeopáticos es en formato de pastillas con el fin de facilitar su consumo. La homeopatía promete tratar enfermedades tan diferentes y variadas como:

1. Otorrinolaringológicas y bronquiales

2. Digestivas

3. Circulatorias

4. Óseo-articulares

5. Urológicas y ginecológicas

6. Dermatológicas

7. Neurológicas

8. Oftalmológicas

9. Psiquiátricas

10. Pediátricas

Uno de los puntos a favor y que muchos homeópatas defienden, es que cuando se trata de enfermedades virales, cuando los pacientes acuden a la medicina convencional están expuestos a generar resistencia a los medicamentos a tal punto de necesitar dosis cada vez más fuertes. Esto no pasa en los tratamientos homeopáticos . De la misma forma este tratamiento no cuenta con efectos secundarios ni adversos. Los países que más consumen medicina homeopática son: España, Alemania, Francia y Bélgica.



La homeopatía se basa en tres principios:

1.Ley de semejanza o similitud (origen hipocrático). Hipócritas estructura las bases de la Ley de la Semejanza: "La enfermedad es producida por los semejantes, y por los semejantes que la producen, el paciente regresa de la enfermedad a la salud. Así, aquello que produce la estranguria que no existía, cura la estranguria que existe. La tos como la estranguria es causada y eliminada por las mismas cosas.

2. Individualización del enfermo y no de la enfermedad.

3. Microdosis de sustancia activa.


En el Ecuador existen 120 homeópatas de los cuales solamente 15 cuentan con un título de cuarto nivel avalado por la SENESCYT, antes de considerar un tratamiento homeopático debemos asegurarnos de encontrar un profesional que esté capacitado para hacerlo.

Posts destacados
Posts recientes